Tema
:La encomienda recibida.

Lectura:San Juan 6:37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera. 38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió. 39 Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero. 40 Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.

Verdad central:Lo que Dios Padre encomendó a Jesucristo, fue recibido por él y nada se perdió.

Introducción:Hay un pueblo que Dios Padre escogió desde antes de la fundación del mundo, para ser salvo de condenación eterna; y a ese pueblo le ha sido revelado a través del Espíritu Santo, por medio de la fe, a Jesucristo para que por medio de su sacrificio, sea hecho justicia para Dios y no se pierda eternamente mas tenga vida eterna.

Cuerpo o meditación:Jesucristo, con su sacrificio y su resurrección dentro de los muertos, vino a confirmar lo que está determinado por el Padre, que todo lo que el Padre ha dado al Hijo, vendrá a él, y todo lo que a él llega, no será echado afuera, por cuanto la salvación es por gracia mediante la fe en Jesucristo y ninguno que lo reciba no se perderá, más bien sea salvo por una eternidad, aunque siga siendo imperfecto, más el Espíritu Santo lo llevará a la perfección para que tenga vida eterna y Jesucristo lo resucite en el día postrero. Bienaventurado todo aquel que sin merecerlo, fue escogido por el Padre celestial para llegar a los pies de Jesucristo y refugiarse en las alas de su Espíritu Santo. ¡Qué fidelidad y obediencia de Jesucristo! Porque el descendió del cielo para no hacer su voluntad sino la voluntad de su Padre, quien lo envió a nosotros, sus escogidos, por que él nos amó antes que nosotros le amásemos.

LLamado al no convertido:Y tu amigo, oye el Señor te dice: abre las puertas de tu corazón y deja que entre en tu ser y te gozarás grandemente en su presencia. Jesucristo es el regalo más grande que Dios ha dado a los hombres; deja que él te tome, por cuanto tú eres enviado por Dios Padre para que Jesucristo te reciba y te dé vida eterna y te libere de toda opresión a causa del pecado y finalmente te resucite gloriosamente para que vivas con él y todos tus hermanos en Cristo por una eternidad.

LLamado al cristiano:Y nosotros, amados hermanos, proclamemos a Cristo el enviado del cielo que vino a ser la voluntad de Dios Padre para recibir a todo aquel escogido por Dios para que Cristo lo reciba y no sea echado afuera ni en este siglo ni en el venidero. Proclamemos que Cristo es fiel y poderoso para que todo aquel que lo ha recibido mediante la fe eficaz sea salvo por los siglos de los siglos.

SALUDOS PARA TODA LA IGLESIA DE JESUCRISTO :Que el amor de nuestro Dios Padre, de nuestro Señor Jesucristo y del Espíritu Santo sea siempre con todos vosotros, estando persuadido que el que comenzó en vosotros la buena obra, muy pronto habrá de perfeccionarla a la venida de nuestro Señor Jesucristo. Este ministerio de Restauración, constituido por Él,como todos sus ministerios por muchos siglos (apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros), ha sido con el propósito de llevar a la perfección de su iglesia para la obra del ministerio de Jesucristo, para la edificación de su cuerpo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo , para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor. Insto a todos vosotros, en el amor de Jesucristo, escrudiñar las sesenta doctrinas que el Señor ha dado a través de su Espíritu Santo a este ministerio; doctrinas que han sido de mayor compendio en todos los siglos, desde Génesis hasta Apocalipsis.
www.ministeriorestauracionelsalvador.org
Este ministerio continuará, incansablemente, intercediendo por todos vosotros con fe eficaz para que seáis llenos de la gracia de Jesucristo para que seáis antorchas encendidas en medio de este siglo lleno de tinieblas; y también vosotros oréis a favor de este ministerio y de todos los ministerios de Jesucristo para que la palabra del Señor corra y sea glorificada y que seamos librados de toda tentación, de hombres perversos y malos; porque no es de todos la fe; pero fiel es el Señor que seremos aun mas afirmados y guardados de todo mal. LA GLORIA SEA SIEMPRE DEL GRAN DIOS TODOPODEROSO. Esforzaos siempre poniendo todo vuestro amor en Él y Él los librará , los pondrá en alto, por cuanto han conocido su nombre ; lo invocarán y Él les responderá; Él estará siempre en vuestras angustias y vosotros seréis glorificados y seréis saciados de larga vida y Él os mostrará su salvación.
Pastor general: Miguel Ángel Letona. BENDICIONES A TODOS POR SIEMPRE
(Efesios 4:11-16; 2ª.Pedro 1:19-21; 2ª. Tesalonicenses 3:1-4; Salmo 91:14-16.)

Alabanza: Aun es tiempo de Restauración "Roca Eterna"

>